Consejos

5 consejos para prevenir incendios

Saber con antelación lo que va a suceder en determinada situación nos trae mucho más seguridad. Sea en el campo personal o profesional, tener el control y anticipar posibles crisis es el mejor de los escenarios, ¿no es así? Cuando se trata de seguridad, entonces, es esencial estar atento a los detalles del día a día y asegurar que todo esté bien, evitando futuros accidentes. Pero, ¿será posible prevenir un incendio? 

La respuesta es: ¡sí! Con algunas medidas de seguridad es posible prevenir incendios. Pero, para eso, es fundamental comprender primero los principios que causan estos accidentes (los llamados “fundamentales”), que son: 

1 – Combustible: papel, madera, aceite, tejido, solventes, gasolina, gas, etc. 

2 – Calor: el grado necesario para vaporizar el combustible, que dependerá de cada uno. 

3 – Oxígeno: normalmente debe tener un mínimo de 15% presente en el aire para mantener un incendio. Cuanto mayor sea su presencia, más grande será la llama y más rápida será la combustión. 

 

Si el incendio ya ha empezado, es posible terminar con él removiendo solamente uno de los artículos fundamentales, lo que se puede hacer es: 

1 – Enfriamiento: control de la temperatura y calor; 

2 – Aislamiento: control del combustible; 

3 – Sofocación: control del oxígeno; 

4 – Interrupción de la reacción química de la cadena, en ciertos tipos de incendio. 

 

También, es esencial comprender la clasificación de cada uno de los tipos de incendio. Conoce a continuación las denominaciones:

Incendios de clase A involucran combustibles en general, como la madera, tejidos, papel o escombros. Para este tipo de incendio, se usa agua para enfriar el material. 

Incendios de clase B involucran fluidos inflamables como la gasolina, el aceite diésel, la grasa, tinta y etc. Para combatir ese tipo de incendio, se usa el dióxido de carbono o polvo químico seco, que serán los responsables en sofocar el oxígeno de la reacción. 

Incendios de clase C involucran equipos eléctricos y generalmente se controlan por el dióxido de carbono – CO2 – y polvo químico seco de la misma manera que el incendio de clase B.  

Ahora que ya sabes lo que causa un incendio y sus clasificaciones, es más fácil evitar el accidente. Conoce a continuación los consejos que nosotros preparamos con las principales medidas que puedes llevar a cabo:

 

Además, es importante saber dónde están los extintores de incendio, así como el tipo de cada uno y cómo manejarlos. En el caso de principio de incendio, deberás intervenir de forma inmediata: eliminar el fuego desde un inicio es más fácil. Busca ayuda y recuerda usar el equipo de combate portátil disponible para controlar el fuego hasta que llegue la ayuda. Si no es posible, sal del lugar inmediatamente. 

Otras medidas de protección son esenciales para garantizar la seguridad y calidad de vida de todos los que trabajan en el local. Utiliza de forma correcta el Equipo de Protección Personal y el DDS para compartir información relevante y recordar principales normas de la empresa.

Y, ¿te han gustado los consejos? Esperamos que te ayuden a evitar incendios y otros accidentes. Continúa visitando nuestro blog para no perderte de ninguna novedad. ¡Hasta luego!