Consejos

Infección hospitalaria: consejos de cuidados y EPP

Existen diversos peligros biológicos que pueden encontrarse en el entorno hospitalario. El uso y almacenamiento adecuados de EPP es obligatorio para todos los profesionales de la salud, ya que incluso siguiendo todas las normas preventivas, no es posible resolver todos los riesgos. Además, los pequeños cuidados diarios ayudan a evitar una serie de problemas.

Una práctica simple, como lavarse las manos, no solo puede protegerle de una infección hospitalaria, sino que es la principal forma de prevenirla. Después de todo, se adquiere en entornos tales como UCI y enfermerías, y puede transmitirse de un paciente a otro e incluso a sus acompañantes, si no se toman las medidas adecuadas.

Se recomienda que los profesionales se laven las manos:

  1. Antes del contacto con el paciente;
  2. Antes de realizar el procedimiento aséptico;
  3. Después del riesgo de exposición a fluidos corporales;
  4. Después del contacto con el paciente;
  5. Después del contacto con las áreas próximas a los pacientes.

La importancia de estos cuidados aumenta cuando analizamos algunos datos alarmantes: según la OMS (Organización Mundial de la Salud), de 234 millones de pacientes operados en todo el mundo, 1 millón muere por infección hospitalaria y 7 millones tienen complicaciones postoperatorias.

Los pacientes internados en UCI son aún más susceptibles a las infecciones, ya que el uso de herramientas invasivas como los catéteres facilita el acceso a virus y bacterias.

Es importante recordar que, además de los médicos y enfermeros, también deben lavarse las manos el paciente y los visitantes.

Con respecto al vestuario, es imprescindible el uso del siguiente EPP:

  • Guantes: EPP para la protección de manos. Recordar que los guantes desechables nunca deben reutilizarse;
  • Gorra: protege tanto el entorno hospitalario como el cabello/cabeza del profesional;
  • Delantal/bata: importante barrera contra microorganismos y diversas sustancias;
  • Gafas de seguridad: ofrece la seguridad necesaria para los ojos, que son órganos sensibles;
  • Máscara: es importante especialmente cerca de pacientes en estado delicado.

 

Descargue nuestra infografía a continuación y úsela en su vida diaria.

Infecção hospitalar

 

Aquí hay algunos consejos de protección al paciente:

  • Las personas con enfermedades contagiosas no deben visitar al paciente;
  • Mantenga siempre las vacunas actualizadas, tanto para el paciente como para las visitas;
  • Los pacientes no deben comer alimentos crudos traídos del exterior del hospital;
  • Evite las flores y otras «decoraciones», especialmente en las habitaciones de pacientes con baja inmunidad.

Cuando se trata de seguridad, DuPont se preocupa por compartir información. Ya sea en entornos de alto riesgo o en lugares más tranquilos, lo importante es garantizar el bienestar de todos.