Consejos

Quemaduras eléctricas: aprende cómo reaccionar si el empleado se lastima

Por mayor que sea nuestra preocupación y cuidado con la salud y seguridad de los empleados, lamentablemente, los accidentes pueden suceder. Por eso necesitamos estar extremadamente atentos y siempre listos para reaccionar de la mejor manera posible. Y en el caso de quemaduras eléctricas, no es diferente. Pero, ante todo, es importante entender cuáles son los tipos de quemaduras.

Principales tipos de quemaduras eléctricas

Quemadura por contacto

Cuando alguien se apoya en una superficie conductora energizada y crea un camino de conducción a través del propio cuerpo.

Quemadura por arco voltaico

Esta sucede por la falla de los dispositivos de aislamiento de los conductores o por cortocircuito. Es un flujo de corriente a través del aire, del polvo, suciedad o humedad que queda en los alrededores del arco.

Quemadura por vapor metálico

Sucede cuando existe emisión de vapores y derrame de metales fundidos, pudiendo alcanzar diversas personas alrededor.

El mayor mito sobre quemaduras eléctricas

Se equivoca quien piensa que las quemaduras eléctricas afectan solamente la piel. Dependiendo del grado y del tipo de quemadura, el empleado puede tener pérdida ósea, problemas renales, problemas neurológicos, infecciones, lesiones en la médula espinal y otras consecuencias severas a largo plazo. Además, estas también pueden afectar:

  • Músculos, causando contracción violenta.
  • Corazón, pudiendo ocasionar paro cardíaco.
  • Cerebro, causando convulsiones, pérdida de la conciencia, dificultad en la memoria reciente entre otros.

¿Cómo saber si la lesión fue grave?

Por la intensidad de la corriente

Es importante notar la intensidad de la corriente, de cuántos voltios fue el contacto. Si el contacto fue de alto voltaje (corriente superior a 500 V), los riesgos de quemadura son mayores. En un arco de alto voltaje, por ejemplo, el empleado puede lastimarse simplemente por acercarse a él.

Por el trayecto de la corriente

Además, es necesario entender cuál fue el trayecto hecho por la corriente. La quemadura hecha por la corriente eléctrica tiene un punto de entrada y otro de salida, en otras palabras, una extremidad del cuerpo donde la corriente iniciará y finalizará. Miembros superiores y cabeza son más peligrosos que los miembros inferiores.

Por el tiempo de exposición

El tiempo de exposición de la corriente también determina el nivel de la lesión: cuanto mayor tiempo, peor.

Curiosidad: ¿la intensidad de la corriente cambia de una piel a otra?
Sí, cuanto más gruesa sea la piel del empleado menor el riesgo de lesión grave. Para áreas de piel fina, lesionada o húmeda, los riesgos son mayores.

 

Cómo ayudar a alguien

Queimaduras elétricas

Para ello, la primera acción es cortar inmediatamente la fuente de electricidad. Esto puede ser hecho desconectando el dispositivo del enchufe de la corriente. Pero es extremadamente importante no tocar a la persona hasta que la corriente haya sido cortada, pues quien toca a la persona bajo estas condiciones, no sólo no ayuda, también puede tomar una descarga eléctrica.

Si no logra desconectar la corriente eléctrica, intente, como última alternativa, separar a la persona con un palo 100% de madera maciza, sin nunca tocar a la persona. Bajo ninguna circunstancia  haga esto si tuviera las manos o alguna parte del cuerpo mojada; el agua es conductora de energía eléctrica y puede ser fatal.

Después que la persona se haya soltado de la corriente es importante confirmar si está respirando y si tiene pulso. Caso no sea así, accione inmediatamente a la emergencia médica de su región e inicie una reanimación pulmonar inmediatamente.

En definitiva, ¿cómo prevenir?

 La información y la manutención regular en todos los dispositivos eléctricos son nuestros mayores aliados. Además, la elección correcta de los EPPs hace con que estas consecuencias puedan ser amenizadas o evitadas. En el momento de elegir, invierta en un material de calidad, proteja a su empresa y la vida de sus empleados.