Consejos

Máscaras de soldaduras: mira su importancia para el trabajador y como elegir el modelo ideal

El trabajo con soldadura eléctrica exige una habilidad técnica específica para operar el dínamo, que es la principal máquina utilizada en el proceso. Este dispositivo libera una corriente eléctrica continua, que sirve para la unión (soldadura) de dos piezas metálicas. Debido al riesgo durante la operación, es fundamental que el soldador tenga el EPP correcto, entre ellos la máscara de soldaduras.

¿Para qué sirven?

La importancia del uso de las máscaras de soldaduras va más allá de la protección del rostro y del cuello del trabajador contra chispas y salpicaduras de la soldadura. Estos EPP también poseen lentes que protegen los ojos contra radiaciones ultravioletas e infrarrojas, así como también deben ser resistentes al calor extremo.

Riesgos de no usar máscaras de soldaduras

Mucho más allá de la incomodidad diaria, el soldador que no hace uso del equipo adecuado corre algunos riesgos, como:

  • quemaduras en la piel;
  • daños graves en la visión;
  • cáncer de piel;
  • problemas de audición;
  • y otros.

¿Cómo elegir el modelo ideal?

La elección del modelo de máscara perfecto para cada situación se puede dividir en tres pasos:

1 Confirmar si posee Certificado de Aprobación

El primer punto en el momento de seleccionar la máscara de soldadura ideal es verificar si esta posee el Certificado de Aprobación (CA), emitido por el Gobierno Federal. Este documento certifica la calidad del producto, según las normas reglamentadoras de seguridad y salud.

2 Saber en dónde se utilizará

Además, es importante saber el ambiente en que se utilizará el EPP y la frecuencia de uso, para que se invierta en el mejor producto posible. Los soldadores pueden trabajar en distintos tipos de industrias, como:

  • automovilística;
  • ferroviaria;
  • mecánica;
  • naval;
  • de construcción civil;
  • y muchas otras.

3 Conocer los distintos modelos

Conocer los tipos de máscaras de soldaduras disponibles y saber las diferencias entre ellas, además de proporcionar más comodidad y seguridad, garantizar el ahorro y durabilidad del EPP. Mira lo que hay que evaluar:

  • Visor: puede ser fijo o articulado, lo que da cierta movilidad al soldador para desempeñar otras funciones sin tener que sacarse el equipo. Existen aún los modelos panorámicos, que proporcionan una visión 180°.
  • Oscurecimiento: Se puede tener la lente con una tonalidad fija o automática, siendo esta última la que se oscurece cuando comienza la soldadura, ajustándose a la capacidad de visión del operador.

Soldador, ¡el uso de otro EPP también es obligatorio!

Para quien trabaja con soldadura eléctrica, es esencial el uso de otros equipos de protección, como:

  • Overol: Debe proteger todo el cuerpo del soldador y soportar altas temperaturas, además de tener características como ligereza, flexibilidad y durabilidad. Es el caso de equipos como Nomex®.
  • Guantes de seguridad: Se fabrican con material especial, como Kevlar®, debiendo soportar temperaturas de hasta 100o
  • Lentes de protección: varios modelos de máscaras ya incluyen la función de este EPP, que puede tener lentes con oscurecimiento fijo o automático.
  • Protector auricular: garantiza la salud auditiva del trabajador, que no puede estar expuesto a más de 80 decibelios sin protección.
  • Botas: los calzados de cuero protegen los pies del soldador y previenen contra pequeños accidentes, como la caída de materiales y resbalones.

 

La protección íntegra de quien trabaja con soldadura eléctrica debe ser uno de los cuidados primordiales y requisito básico para que el trabajador empiece a desempeñar sus funciones.