Consejos

Para los trajes que protegen al trabajador: ¡la talla es lo más importante!

Piensa en todas las veces que has ido una tienda a comprar ropa. Elijes una prenda de buena calidad, y buscas una talla que te quede, entras a la cabina para probártela. Te la pruebas, miras al espejo, y sólo entonces, procedes a pagarla. Este es un proceso común cuando hablamos de blusas, vestidos, shorts, abrigos y otros. Y con un equipo de protección, no debe ser diferente.

Después de todo, cada compra es una inversión, y nadie debería invertir en algo que no pueda utilizar de modo correcto en el dia a dia – más aún cuando hablamos de salud y seguridad.

 

Los riesgos de usar una talla incorrecta

Todas las prendas son hechas con un objetivo principal: proteger al trabajador. Pero una talla incorrecta puede tener el efecto contrario, incluso, poner la vida de la persona en riesgo. Las prendas apretadas, además de generar incomodidad, comprometen la movilidad, lo que puede causar un accidente por movimientos incorrectos. Los riesgos también son aplicados con prendas muy holgadas: la tela sobrante permite puntos de contacto innecesarios con equipos y productos peligrosos.

Piensa en una situación en la que es necesario evacuar un lugar rápidamente. Tanto con una prenda muy ajustada como con una muy grande, los riesgos aumentan aún más: la más ajustada dificulta el movimiento, y la más holgada, potencia contactos indeseados.

 

“¿Cómo descubro la talla correcta para mí?”

En DuPont, las prendas encapsuladas y no encapsuladas poseen una variedad de tallas para atender la necesidad de todos los trabajadores. A continuación, preparamos dos tablas sencillas para ayudarte a elegir la talla adecuada para tu cuerpo. Es simple: sólo tienes que ver en qué tamaño se cruzan los valores de tu peso y altura.

 

tamanho de vestimenta

 

tamanho de vestimenta

 

Así como lo hacemos con nuestra ropa que usamos diariamente, es importante también probarnos las prendas (incluyendo otros EPP que utilices diariamente, como botas y guantes), haciendo los movimientos que realizas en el trabajo para ver si este es realmente el tamaño ideal.

 

Tu protección cotidiana comienza mucho antes de colocarte el EPP. ¡Elije siempre el tamaño ideal y garantiza tener la máxima comodidad, durabilidad y movilidad!