Innovación

¡Aprende como prevenirte de los riesgos mecánicos!

Si tu trabajo abarca riesgos mecánicos, probablemente deberás usar innumerables EPP para protegerte durante tu rutina. Y no es una exageración o simplemente un protocolo que seguir: utilizar los equipos necesarios garantizan tu protección total. Con ellos, ejecutas mejor tus actividades, te mantienes seguro y alejado de cualquier peligro.

 

Pero, además de usar los EPP correctos, estos tienen que ser de alta calidad, y todos tienen que atender las reglamentaciones necesarias. Los guantes de Kevlar®, por ejemplo, van mucho más allá de la fabricación y comercialización. Son hechos con una tecnología muy específica, que pasa por diversas pruebas y depende de varias normas. Una de ellas es la EN388. Hoy, te contaremos todo sobre ellos y sus actualizaciones. ¿Vamos?

 

¿Qué es EN388?

Esta es la norma que establece criterios y parámetros para protegerte de los riesgos mecánicos y se puede expresar por medio de un pictograma de 5 dígitos que son los niveles de desempeño. Cada uno representa una prueba contra un riesgo específico.

  1. La resistencia a la abrasión es en base al número de ciclos necesarios para la ruptura de la muestra del guante. Siendo así, la ruptura sucede cuando hay un orificio o agujero que atraviesa la muestra;
  2. Resistencia al corte de láminas circulares con base en el número de ciclos necesarios para cortar a través de la muestra;
  3. Resistencia a la ruptura en base a la fuerza necesaria para romper la muestra;
  4. Resistencia a la perforación en base en la fuerza necesaria para agujerear la muestra.
  5. Resistencia al corte de cuchilla recta, también conocido como TDM-100. El nivel es representado por una letra que indica la fuerza necesaria para cortar el guante.

 

¿Qué cambió en la norma?

  • Obligatoriedad del método ISO 13997 o TDM-100: es una nueva prueba más específica y confiable, que trae el resultado obtenido con relación al nivel del corte. Como antes la resistencia al corte era medida solo con Coup Test, lo que podría presentar fallas pues era más adecuado para medir la resistencia de guantes con baja protección al corte, con este nuevo método es posible tener resultados más confiables y que representan la fuerza que los guantes soportan hasta cortar.
  • Inclusión del ensayo de impacto: En esta prueba el guante es colocado sobre un bloque de metal con la superficie superior achatada y recibe el impacto de un cuerpo con superficie plana que pesa 2,5kg. Este objeto es lanzado desde una altura suficiente para que haya una energía de impacto de 5 Joules.

En caso de que el guante pase por la prueba y tenga resistencia al impacto, la letra P es agregada al pictograma (6º dígito), después de la letra que indica el nivel de corte de la prueba TDM-100.

 

Comprueba más a detalle todos los cambios:

riscos mecânicos

 

¿Por qué la norma pasó por una revisión?

El principal motivo para que la EN 388 haya sido revisada es el avance de la tecnología, que trajo una mejora significativa en la calidad de los materiales y en el desempeño de los guantes de protección. De esta manera, fue necesario hacer pruebas más precisas para garantizar que los guantes siguen siendo evaluados, antes de ser comercializados. Así, el uso incorrecto de EPP también es evitado.

Y, cabe recordar que, como la norma es relativamente reciente, aún hay tiempo para adaptarse hasta que el método de corte antiguo sea excluido de una vez (previsto para la próxima revisión de la norma). Por eso, es importante que te actualices y adaptes cuanto antes para no dejar nada para último momento, ¿de acuerdo?

 

Por estos y otros motivos es que protegerse es tan importante. La seguridad máxima no es un lujo o solo una orden que se debe seguir. La seguridad te garantiza la vida, te mantiene alejado de los daños y te ayuda a trabajar mucho mejor.

Posts relacionados: