Consejos

¡TODOS LOS CUIDADOS QUE DEBES TENER CON TUS GUANTES KEVLAR®!

Que los guantes Kevlar® garantizan protección máxima para tus manos, eso ya lo sabes. Ahora, ¿sabes todo lo que debes saber para cuidar bien  tu EPP? ¡Papel y pluma en mano!

 

MANTÉN TU EPP LIMPIO

Siempre que sea necesario, higieniza tu EPP. Los guantes Kevlar®, por ejemplo, pueden ser lavados varias veces con agua tibia (como máximo 50°C), por hasta 10 minutos y siempre con jabón neutro. O, si lo prefieres, los puedes lavar a seco, sin que eso interfiera en la eficacia del producto.

 

ATENCIÓN EN EL MOMENTO DE GUARDAR

Cuando termines tu trabajo, te quites los guantes y vayas a guardarlos, opta siempre por un lugar seco, sin exposición a la luz solar y lejos de productos químicos. Este hábito sencillo prolonga la vida útil de tu EPP y garantiza tu seguridad. Un EPP bien cuidado, es un EPP eficaz.

 

CUIDADO CON LA VALIDEZ

Si tus guantes tuvieran cualquier avería, ruptura u orificio, es el momento de cambiarlos. Bajo ninguna circunstancia uses un EPP dañado, pues eso puede perjudicar tu integridad física.

También es importante estar atento en el plazo máximo de tus guantes. Cada EPP tiene una validez diferente de la cual debes estar pendiente. Aunque tus guantes estén intactos, si están fuera de su periodo de validez, es necesario cambiarlos también.

 

1, 2, 3… EN PRUEBA

Nosotros ya lo mencionamos por aquí, pero no cuesta repetir: no basta con ser un EPP DuPont de calidad, si no es el adecuado para tu tipo de trabajo, tamaño de las manos, talla, etc. Por eso, es muy importante realizar las pruebas antes de comprar cualquier material. En esta publicación, hemos hecho las pruebas de nuestros guantes. Mira y comprueba: Kevlar® será siempre tu mejor opción. https://falandodeprotecao.com.br/blog/2020/09/09/webinar-0909-paulinia/

 

REALIZA UNA INSPECCIÓN

Cada EPP de calidad pasa por muchas pruebas, tiene varias certificaciones y mucho más. No solo porque es obligatorio, teniendo en cuenta las orientaciones del Ministerio de Trabajo, sino que es mucho más seguro para ti. Entonces, estate atento. Tu EPP tiene que ser debidamente certificado. 

Los guantes Kevlar®, por ejemplo, que son hechos con una fibra extremadamente específica, pasan por muchas pruebas y reglas minuciosas antes de ser comercializadas. Conoce aquí todas las normas, de acuerdo con cada tipo de guantes: https://falandodeprotecao.com.br/blog/2020/09/16/luvas-de-protecao-aqui-tem-tudo-sobre-elas/

Para saber más detalles sobre los guantes Kevlar® y especificaciones, modelos y técnicas de todos los productos DuPont, ingresa a: https://www.safespec.dupont.com.br/

 

Posts relacionados: